Uno de los ejes fundamentales a la hora de cambiar la actitud de los miembros de una sociedad homofoba (y articular una comunidad LGBT) es compartir nuestras historias -con nosotros, con el mundo. Eso supone, entre otras cosas:

– Salir del closet en la medida en la que esto sea posible.

– Construir discursos mas reales y menos cargados de la fantasía que lleva a algunos a pensar que no tenemos otras cualidades mas allá de la sexualidad (p.ej. inteligencia, aficiones deportivas, talentos artísticos, miedos, sensibilidad… ¿o acaso eres solo una orientación sexual?). En resumen, mostrar lo obvio, a saber, que somos humanos y que los homofobos, mas allá de su “preocupación” por el orden del mundo son, por lo general, bastante crueles. Esta idea se traducen escribir, pintar, filmar (entre muchas otras expresiones) cómo somos; en dejar testimonios y modelos que contradigan las caricaturas en las que quieren encerrarnos. Cada uno de nosotros es la mejor prueba de que esa imagen no solo es estereotipada, sino ridiculamente ficticia.

Finalmente, hay un punto importante a la hora de llevar a cabo este mostrarse: dejar en evidencia  que son ellos los que buscan limitar las opciones de los demás y que nosotros, miembros de las minorías sexuales, apostamos por la diversidad, creemos en la inclusividad; en una sociedad plural donde todos podamos convivir. Nosotros estamos abiertos al cambio, los homofobos se encuentran cerrados y resistiendo a un cambio que ya ocurrió.

***

Acerca del video de esta entrada

Tema: Buen tiempo para ataques aéreos (viðrar vel til loftárása)

Por: Sigur Rós (banda islandesa)/ Cd: ágætis byrjun (1999)

Letra (traducción libre de los subtítulos en inglés):

Me dejo fluir / Nado a través de mi mente yendo y viniendo / Mi alma sigue cantando la canción que una vez escribimos juntos / Una vez tuvimos un sueño / Lo teníamos todo / Cabalgamos hasta el fin del mundo / Cabalgamos en la búsqueda / Escalamos rascacielos, pero todos fueron destruidos /Ahora la paz se fue / Pierdo el equilibrio, me caigo /Aun así, me dejo fluir / Nado a través de mi mente, pero siempre vuelvo al mismo lugar / No queda nada mas por decir / Esto es lo mejor: Dios proveerá un día para nosotros /Mañana.

Anuncios