Propuesta para una nueva bandera de la República Socialista Bolivariana de Venezuela

Propuesta para una nueva bandera de la República Socialista Bolivariana de Venezuela

De acuerdo a una noticia aparecida el sábado pasado, 25 de Abril de 2009, Chavéz advirtió profundizar su ”revolución” socialista. Como un aporte a este proceso, para ver si de verdad ocurre algún dia, propongo dar un paso importante, el de tener una nueva bandera.

Hay que reconocer que el intento anterior, el de añadir una nueva estrella, resulta bastante tímido si estamos hablando de una “transformación profunda”. Así que, para variar, hagamos las cosas es serio y cambiemos de bandera.

Descripción

Sobre una superficie roja que cubre un sustrato negro se encuentra una torre petrolera, como único elemento en un cielo blanco.

Elementos

  1. El negro representa, primero que todo, nuestra única riqueza comercial importante, el petróleo. Recordemos que este gobierno, en más de 10 años, no ha sabido (no ha podido y no ha querido) cortar nuestra dependencia del oro negro. Como cosa paradójica, por mucho que cacaree en contra de los Estados Unidos, nos mantiene sumidos en la misma dependencia económica de siempre (EUA es nuestro principal suplidor, incluso de alimentos. Sin embargo, Venezuela no es su primer proveedor del mineral. De hecho, aunque le salga un poco más costoso, “el imperio” puede manejarse sin el crudo venezolano; Venezuela, en cambio, no puede vivir sin “el imperio”).
  2. El blanco representa nuestra ingenuidad, la de los chavistas si de verdad creen que el problema de Venezuela tiene algo que ver con el imperialismo, tanto como la de la oposición si creen que hay una salida pronta de este zaperoco. Ingenuidad es una manera elegante de decir inmadurez política, tanto como resistencia al desarrollo comunitario.
  3. El constraste entre ambos, negro y blanco, representa la manera en la que vemos nuestra realidad, especialmente la política; maniqueismo por doquier. Del Presidente pa’bajo, todo es negro o blanco, bueno o malo, “conmigo o contra mí”.
  4. La banda roja representa la sangre de los excluidos. El poder de todos los gobiernos, incluído este, ha resultado en la dominación, la exclusión y el sacrificio de algún grupo particular. Este gobierno no es la excepción y hoy en día, en ese mundo al revés llamado Venezuela, los excluidos somos los que, por cualquier razón, tenemos algún tipo de “capital”, llámese dinero, habilidad comercial o, simplemente, formación académica. La cosa es clara, lo que no sea miseria, devoción a Chávez y repetición epiléptica de su discurso es, simplemente, oposición desestabilizadora, manipulación mediática y financiamiento de la CIA. Sí, hay que mezclar conformismo con paranoia.
  5. Finalmente, el elemento central, la torre petrolera, es un símbolo complejo. No solo reafirma nuestra dependencia de un único producto, o sea, nuestra economía monoproductora; es también una declaración del estatismo y el autoritarismo. Somos una cultura androcéntrica, es decir, con sobrevaloración de elementos considerados masculinos, con la correspondiente desvalorización de lo considerado femenino. Así, el simbolo de la torre, un símbolo evidentemente fálico, representa el machismo y la concentración de poder. No solo es el dedo del pueblo, es Chávez mismo y el mito que quiere hacer de sí mismo.

Díganme si esta bandera no está mas a tono con los tiempos que padecemos.

Anuncios