Radicales del chavismo proponen eliminar la luz electrica por considerarla producto del demonio

Radicales del chavismo proponen eliminar la luz eléctrica por considerarla producto del demonio

Lo estúpido

Hay noticias que dejan de ser ridículas cuando se ponen en contexto. La más reciente, la prohibición de Coca Cola Zero. Jesús Mantilla, Ministro del Poder Popular para la Salud y Protección Social ordenó “evitar” la venta de la gaseosa “por considerar que contiene un componente que puede resultar perjudicial para los humanos”. Hasta ahora no se ha indicado cuál podría ser ese componente.

Navegando por internet, puede encontrarse una serie de mitos urbanos en español, acerca de la supuesta prohibición de la Coca Cola Zero en Estados Unidos. Otros mas, acerca del ciclamato, supuesto componente cancerígeno. En el sitio oficial del producto se encuentra un pronunciamiento respecto de este químico. La página está en inglés y este es un punto clave.

Coca Cola Zero fue introducida al mercado venezolano en Abril de 2009, pero lo cierto es que está en el mundo desde el 2005. No, no ha sido prohibida en USA, ni en Canadá, ni en ningún lado. Venezuela es el primer país en hacerlo.

Sería interesante conocer esos exhaustivos análisis hechos en los avanzadísimos laboratorios del gobierno bolivariano para llegar a decir algo que no se sostiene en ningún otro lado.

Lo serio

La prohibición de Coca Cola Zero de da en el contexto de:

Lo obsceno

La supuesta preocupación del ministro de salud por el bienestar de los venezolanos no se compagina con:

  • La promoción indirecta de los determinantes socioculturales de la enfermedad (pobreza, desempleo, inequidad, asimetría económica) tanto como de sus factores desencadenantes (estrés, duelos y pérdidas, migración forzada…).
  • El descuido flagrante del sistema sanitario venezolano (hospitales en permanente crisis, ausencia de sistemas epidemiológicos para estructurar políticas de salud pública eficaces…).
  • La inseguridad y la delincuencia, junto al abuso de poder de las fuerzas del Estado y la impunidad de los grupos paragobierno que asedian a los opositores.

Los venezolanos tenemos muchísimos problemas relacionados con la salud. Ninguno de ellos se relaciona con Coca Cola Zero.

Para cerrar, ¿qué pueden decir los representantes de Coca-Cola-Femsa de Venezuela frente una medida tan descaradamente política? Nada. En un país controlado desde el delirio, lo mejor, si se quiere sobrevivir, es quedarse callado. Así sus directivos podrán irse con vida a sus países de orígen, dejando la locura y la ignorancia a los únicos responsables de sacársela de encima.

Anuncios