solicitud: derecho a la vida. logro: cambiarse el nombre

solicitud: derecho a la vida. logro: cambiarse el nombre

Las cosas siempre deben ponerse en contexto. Así que esta noticia, la de la Nueva Ley de Registro Civil que permitirá el cambio de nombre a lxs trangéneros, puede entenderse como uno de los resultados de las protestas que la comunidad LGBT inició a raíz de salida a la opinión pública de los crímenes de odio basados en la identidad sexual.

Debemos agradecer este gesto del gobierno y a la vez, tenemos que estar muy pendientes de lo que vendrá a continuación. La política, especialmente la venezolana, ha devenido un juego bastante truculento. Así que, siendo suspicaz, me pregunto si no será ésta una estrategia para calmar los ánimos y que nos quedemos callados ante un problema que no se resuelve con el cambio de nombre.

Seamos honestos, si no hay más cambios, lo único que podemos decir, a estas alturas, es que lxs trans tendrán el derecho de morir asesinadxs con un nombre acorde a su género psicológico. Por otro lado, y no dejemos que nos desvíen del tema, de lo que se trata es de derechos humanos y civiles para la comunidad LGBT; los segundos inexistentes en las leyes venezolanas y los primeros violentados sistemáticamente por el Estado, la sociedad en general y nuestras familias en particular.

Además, deja mucho que desear que nuestra furia, expresada en un excelente trabajo de organización comunitaria, un comunicado, una serie de -por fin- artículos de prensa donde expresamos nuestras inquietudes –con una noticia que llegó al mundo gracias a la BBC– solo haya resultado en esta Ley, y no en el artículo 8 de la equidad de género. Que no se nos olvide, todo este asunto comenzó con la propuesta de la diputada Romelia Matute.

En definitiva, a dar las gracias y a seguir exigiendo. Aún no nos han escuchado y, tal parece, tenemos que gritar más duro.

Anuncios