Resultado de la intervención de arte guerrillero sobre vallas ilegales en Toronto, Octubre 3 de 2009

Resultado de la intervención de arte guerrillero sobre vallas ilegales en Toronto, Octubre 3 de 2009

El arte es sublimación. Sublimar implica transformar la pulsión destructiva en creación con valor social. Con esto en mente, se entiende que el valor del arte guerrillero está en una propuesta constructiva, donde los artistas reclaman espacios públicos para el disfrute de todos.

¿Por qué? Entre otras cosas porque las corporaciones se han apropiado de este bien común para incidir sobre nuestra capacidad de decisión. Vean estas vallas:

vallas

Por muy bien educados y entrenados en resistencia que estemos, resulta difícil librarnos de la presencia de esos cuerpos como estándar social. Literalmente, nos meten por los ojos una noción de belleza que sirve a los fines de la industria de la moda, la cosmética y, a la larga, la domesticación de los cuerpos. A estas alturas, querer tener esa figura, por siempre, desafiando la edad y las distintas constituciones que existen, es una forma de opresión. Piensen en todo lo que hacemos para intentar tener unos cuerpos que son irreales o, en el mejor de los casos, el resultado de vivir para mantenerlos y para que otros se enriquezcan por nuestra incapacidad para aceptarnos como somos.

Pero el asunto también tiene otra dimensión, otra razón por la cual los culture jammers adoran alterar y subvertir los mensajes de la publicidad. Muchas de las vallas que se usan para crear necesidades falsas son ilegales, ocupan el espacio de todos para el beneficio económico de unos pocos.

Entonces, vayamos a lo concreto. Para Mayo de 2009 se indicaba que eran 305 las vallas ilegales en autopistas y vías principales de Caracas. Muchas, si no todas, siguen ahí, pues ni el Estado ni las alcaldías van a gastar dinero en removerlas. De manera pues que la propuesta es la siguiente:

  1. Organiza un grupo de personas interesadas en la expresión artística y con ganas de canalizar el impulso vandálico de destruir la propiedad ajena.
  2. Ubica la o las vallas ilegales que quieras intervenir, prepara tu diseño y consigue los materiales. Tienes un lienzo gigante que no debería estar allí.
  3. Habla incluso con la alcaldía, vendiendo tu oferta como una manera de demostrarles que con el espacio público no se juega. El clima de caos en Venezuela es propicio para que muevas la situación a tu favor.
  4. Pon fecha y ataca con tu arte. Te aseguro que te divertirás y estarás haciéndole bien a la comunidad.

Para que cojas dato, mira las fotos de esta actividad en Toronto haciendo click aquí y las de Berlín pinchando acá. Es un movimiento mundial. Puedes investigar mas acá en Illegal Bilboards (Vallas ilegales, en inglés).

¡Defiende tu comunidad, ataca a las vallas ilegales!

Anuncios