En Noviembre de 2008 inicié la aventura de llevar este blog. El motivo original era tener una plataforma virtual para poner a circular la carta abierta que iba a enviar a los colegas de la salud mental en Enero del año siguiente -2009-, así como otras estrategias que tenía en mente para aquel momento. Sí, tenía tiempo pensando en las mejores acciones para romper el silencio cómplice que han mantenido lxs psicólogxs, a quienes considero pieza clave en el cambio social respecto a las actitudes sobre la diversidad sexual. La carta fue recibida con el acostumbrado silencio (que ya esperaba). Sin embargo, muchas cosas empezaron a moverse desde entonces:

– La carta fue reconocida por el Foro Mundial de Hombres que tienen Sexo con Hombres y VIH.

– Fui contactado por la oficina de Asuntos lesbianos, gays, bisexuales y transgénero de la APA y en Agosto, durante su convención anual, tuvimos una reunión informal, pues querían conocer el clima de homolesbotransfobia en Venezuela.

Como resultado de esta reunión me aventuré a formar un espacio virtual para conectar con otros psicólogxs interesados en el tema –DIVERPSI-, con miras a conformar un grupo de venezolanxs que integrara la red internacional de psicólogos y asuntos LGBT que coordina esa oficina de la APA recién mencionada.

Además seguí escribiendo y gracias a la difusión que permite internet comencé a participar con más artículos en PANFLETO NEGRO y también en REVISTA REPLICANTE. Lo más importante de todo este recorrido fue la publicación de un capítulo en la edición 14 aniversario de Letralia, un ensayo donde, articulando lo personal, lo profesional y lo comunitario expongo cómo ocurre la exclusión de los gays en Venezuela.

Así las cosas, finalmente pasó. Un colega me invitó a formar parte de la Red de Psicología Aplicada para llevar un blog de psicología y diversidad sexual. Unas líneas, una llamada y su respaldo como organizador de la red han permitido el salto cuántico, que se alcanzara el punto de fisión para quebrar el silencio. Ya comienzan los comentarios. No importa que algunos sean ambivalentes, con reproches encubiertos o con intentos por anular el contenido atacando al autor (con el pseudoargumento preferido de Hugo Chávez y los chavistas, la falacia ad hominem); lo importante es que empieza a disiparse ese denso humo producto del “¡shhh! de eso no se habla acá”. Ahora nos toca revisar y ser claros en nuestra posición. Podemos no estar de acuerdo. En todo caso, el asunto tiene que ser dicho.

¡Gracias infinitas y totales por apoyar este proceso Pedro!

Por supuesto, también debo agradecer la participación activa y comprometida de tantos líderes de la comunidad LGBT. Ellos han logrado poner en el tapete el tema en los medios de comunicación y ahora confrontando a los políticos para que sean claros en su relación con su apertura a los derechos para todos. Es precisamente este contexto el que hace cada vez mas difícil negar la importancia del tema. La estrategia, bien que se ve es muy simple:

  • Hay que salir del closet.
  • Hay que unirse y participar como colectivo unido.

Aunque falta mucho por lograr, hemos avanzado ya un gran trecho.

PUEDEN ENCONTRAR EL BLOG DE PSICOLOGÍA Y DIVERSIDAD SEXUAL ACÁ.

Anuncios