Cuando se alude a Ernesto “Ché” Guevara, la gente se refiere, casi siempre, al mito, el cual es una combinación entre la imagen del guerrillero y los ideales del joven Ernesto que se paseo por Latinoamérica en motocicleta. Curiosamente, los seguidores de esos ideales dejan a un lado que ese guerrillero era, por encima de todo, un asesino.

Si quieres un busto contemporáneo y más fiel a la realidad, te recomendamos esta obra de Frank Kozik, exclusiva para Kidrobot. Más información acá (en inglés).

Anuncios