Gracias al blog Hello Kitty Hell he desarrollado una agudeza para notar que la tierna gatica está siempre a nuestro alrededor. Antes que ponerme paranoico pensando que es una conspiración y que ella es como el hermano mayor, vigilándonos desde cualquier punto, he decidido explorar  la “locura HK”. En parte para poner en español el tipo de contenidos que se reseñan en el blog que les menciono y en parte, debo admitirlo, por mi fascinación por las fuerzas del branding que operan detrás, en y a través de los íconos de culto de la cultura pop (v.g. HK, el Ché, Freud, entre otros).

Así pues les dejo una foto de mi desayuno: pirulines de Hello Kitty originales.

¡Sí, son originales!

 

Anuncios