A petición de aquellos interesados en el proyecto Lila Electrónica, coloco acá algunas indicaciones para iniciarse en el mundo de las remezclas (remixes).

  1. Lo primero es que estés abiertx a experimentar. No existe tal cosa como clases sobre cómo remezclar (al menos no como las imaginamos). En el ámbito de la música electrónica, las mezclas y las remezclas han surgido por el espíritu curioso de los aficionados a la música y el baile.
  2. Necesitas saber lo mínimo sobre música como forma expresiva y lo mínimo sobre tecnología para llevarla a cabo. ¿Qué es lo mínimo? Literalmente lo menos posible. Claro, mientras más sepas mejor. Sólo recuerda que este es un camino de exploración, experimentación y autoaprendizaje. Así que considera que lo mínimo es lo que estoy colocando acá. Esta es una primera plataforma de lanzamiento. Ya luego el viaje queda de tu parte y requiere, por encima de todo, curiosidad y espíritu aventurero.
  3. Respecto a lo mínimo de tecnología: necesitas una computadora (pc está bien, aunque personalmente recomiendo Apple para disponer de una del programa GarageBand que es bastante sencillo de utilizar). También puedes agregar una grabadora digital, para incorporar sonidos recogidos por ti mismx, además de sintetizadores, samplers y, practicamente cualquier cosa que se te ocurra (charrascas, taladros, sonidos ambientales de maquinarias, entre una lista infinita. Mira esto). Por ejemplo, CocoRosie ha utilizado juguetes para agregar elementos interesantes a sus composiciones. A mí en lo particular me gusta cómo Portishead produce sonidos peculiares grabando en audiocassettes, digitalizando y distorsionando lo más posible la calidad del sonido. ¡Ah! y recuerda que también puedes musicalizar voces no cantadas (discursos, poemas, o alguna anécdota interesante como ésta)
  4. Con relación a los programas, Audacity es la solución más económica (es gratis) y muy fácil de manejar (descárgalo acá). Te permite importar mp3’s y, una vez en el programa, puedes cortar y pegar los segmentos, superponiendo las diferentes partes que quieres mezclar. Además, viene con varios filtros que te permiten darle más textura a las diferentes partes de tu remezcla.
  5. Una opción es usar el Traktor, pues con este programa de Dj puedes superponer dos canciones, sincronizando el tempo (la velocidad o bits por minuto -BPM) y la clave (la escala en la que se encuentran los temas). Sólo usando esta herramienta puedes hacer Mash Ups, un estilo de remezcla que consiste en fundir dos canciones musical y rítmicamente similares (como ésta).
  6. La cosa es más o menos así: hay instrumentos y programas para producir sonidos, ritmos, y loops. Dependiendo de cómo lo hagas necesitas grabar, digitalizar y pasar todo a un mismo entorno. Estos entornos son los programas de edición (como Adobe Audition 3.0 y el Adobe Soundbooth Cs5). Garage Band y Audacity son opciones sencillas para hacer casi todo. Sólo necesitas disponerte a jugar con los programas, leer foros y ver videos (google será tu mejor maestro).
  7. Por cierto, todas esto puede hacerse directamente con videos (es lo que hacen los Vj’s), pero se requieren de otro tipo de programa o consolas de mezclas que desconozco.
  8. Finalmente recuerda que la estructura clásica de los temas es: introducción, desarrollo y final. Conocer esta forma básica te permite tener en mente cómo organizar tu material. Empieza por importar un tema que te guste y comienza a colocarle cosas encima. Ya luego podrás ir deconstruyendo el tema y hacer cosas más experimentales.
  9. Por supuesto te va a ayudar muchísimo escuchar remezclas, analizando qué elementos las componen e identificando qué es lo que te gusta y lo que quieres emular. No te preocupes por ser poco original al comienzo. El estilo sólo se genera cuando vas encontrando tu propia manera de expresarte y eso sólo se logra expresándote. Piensa que primero debes tomar palabras prestadas para luego poder hacer tu propio lenguaje musical.
  10. Luego puedes postear tus creaciones en SoundCloud o GoEar. Si son de Lila Morillo, mejor.

Bueno, no se que tan útil pueda ser este post, así que espero sus comentarios para ver cómo puedo refinar la transmisión de un conocimiento que he adquirido así como se los cuento; explorando e improvisando.

Pronto les presento mi aporte para el proyecto del moñongo electrónico: Divorciada (shamanic remix).

Anuncios