¿Qué es el sentido común, sino el resultado de aquellas creencias que han circulando hasta volverse “evidentes” para la mayoría? En el sentido común no hay ninguna verdad, más allá del común acuerdo en creer en lo que sea que crea la masa. Por eso es importante reflexionar sobre las creencias que recibimos y que sostenemos, especialmente cuando se refieren a nosotros mismos.

Mejor lo dejo hasta acá para no pasar a honduras filosóficas. Lo que más me gusta de este video es que pone al alcance de todos en Latinoamérica creencias más saludables en torno a la sexualidad y a las identidades LGBT. Definitivamente hemos entrado a un nuevo momento en la historia de la vida íntima. El acceso a internet nos ha permitido tomar contacto con los discursos de la liberación sexual, esos que ya tienen casi medio siglo en los países industrializados.

Claro, en esas geografías la filiación religiosa predominante es otra y, además, no tiene las ínfulas del cristianismo o del islamismo, de meterse en nuestras camas para decirnos como usar nuestros cuerpos. En todo caso, ya estamos cansados y llegó la hora de ponerle límite al abuso religioso. Christian Chávez capitaliza este hecho y lo pone en música dance, con lo que le gana al romanticismo de Ricky Martin, en términos del efecto que genera.

Por cierto, que Ricky Martin saliera del closet marca el inicio del movimiento público LGBT en Latinoamérica. Sí, hay muchas organizaciones trabajando en nuestra región pero, nos guste o no, es la presencia mediática lo que da “más realidad” a los movimientos sociales. Ahora sí que forman parte de nuestro sustrato más inmediato: la cultura pop. Así que Ricky Martin se lleva el honor de haber abierto la puerta del closet latinoamericano. Christian Chávez, la de haber salido furioso a cachetear a todxs lxs homofobicxs. ¡Me encanta!

Iglesia de Roma, descansa en paz.

Anuncios