Nada mejor para construir “my artist statement” que darme un paseo por lo que otros artistas plantean (no para copiarlas, obvio, pues qué sentido tiene dejar la originalidad a un lado), sino para ver la estructura de la narrativa y el tipo de ideas que expresan. En este paseo por internet me encontré con la obra de Leslie Holt.

Nativa de Bethesda, Maryland (Estados Unidos), su obra toma forma a partir de su experiencia de vida con la enfermedad mental de alguien cercano, la cultura pop y la historia del arte. En sus trabajos se aprecia el cruce perturbador entre la infancia y el mundo adulto (¿Vieron? ¡cómo no adentrarme en el arte de Leslie!).

Quiero mostrarles, especialmente, su serie, Hello Masterpiece, donde coloca a la malvada felina con obras de arte famosas. Creo que el comentario a la estrategia expansionista y colonizadora, ya inherente al personaje, es obvia. Leslie Holt expone de manera cruda la apropiación, por parte de Sanrio, de los elementos de la vida espiritual -entendiendo espiritual en el sentido académico alemán de aquello que nos hace humanos- de la sociedad contemporánea.

Todas tienen tamaño postal, como las que se encuentran en las tiendas de los museos. Con esto, queda claro que, además, también es una crítica a la comercialización del arte a la manera de la sociedad de consumo. El hecho de que tengan este tamaño íntimo y sean trabajos únicos, es una buena forma de responder a las estrategias del mercado.

hello ultima cena

 

hello escuela de atenas

hello matisse

hello dali

hello degas

hello picasso

hello van gogh

Pueden ver la serie completa acá haciéndo click sobre esta oración. Es comprensible que haya sido exitosa y que haya sido vendida en su totalidad. Ahora la artista ha sacado una continuación ¿cayendo entonces en lo que critica a Sanrio y a los museos? ¡Espero que no!

Anuncios